La última rueda cambiaria en las entidades financieras del país mostró una fuerte tendencia alcista. Fueron vanos los intentos del Banco Central para frenar la suba, pese a que adjudicó U$S 220 millones por subastas y ventas al contado. El monto operado fue récord para el año.

El dólar terminó ayer con una suba de más de $ 2,50 en el terreno minorista y de 55 centavos en el mayorista, pese a que el BCRA realizó cuatro subastas en las que adjudicó U$S 220 millones, vendió de contado y futuros, a lo que sumó la ayuda de bancos oficiales. El volumen operado fue récord para el año, lo que demostró que la fiebre dolarizadora como refugio, a lo que se sumó el retiro de depósitos de los bancos.

En el marcado mayorista del MULC, el billete cerró a $ 60,50 arriba aunque llegó a tocar los $ 60,20. El acumulado semanal fue de $ 1,75. El mercado minorista avanzó $ 5 en las últimas cinco ruedas, mientras que el promedio entre bancos del Central fijó el precio en $ 65, un avance semanal de $ 4,27. El dólar “blue” saltó a $ 76. El dólar contado con liquidación (CCL) perforó el techo de los $ 80, lo que marcó claramente la tendencia por dolarizar. La tasa promedio total del día equivalente a la tasa de Leliq se mantuvo anclada en 68,003% y el monto total adjudicado fue de $ 129.702 millones, lo que representó una expansión de unos $ 101.468 millones. Al respecto, el analista financiero Christian Buteler, reconoció que esta semana se vivieron “ruedas complicadas”, en las que se vio “mucha demanda minorista y también retiro de depósitos en sucursales”. Agregó que el BCRA “vendió, subastó e hizo todo para contener el alza del dólar. Esto es a todo dólares, y el lunes veremos”, advirtió. Operadores del mercado opinaron: “el mercado operó con nerviosismo preelectoral por lo que se espiralizó la demanda de dólares”. Pero además, especularon con la posibilidad de que el Banco Central declare un feriado bancario y cambiario entre el lunes y el martes de la semana próxima. Ayer, desde la entidad monetaria prefirieron no realizar comentarios.

Por otro lado, El BCRA convalidó que la tasa de política monetaria cerrara sin modificaciones respecto del cierre del jueves, al finalizar a 68,003%. En la semana retrocedió en forma marginal. El total adjudicado fue de $ 129.702 millones sobre vencimientos por $ 231.170 millones. A partir de esta operatoria, se generó una expansión de liquidez de $ 101.468 millones.

Las reservas cayeron U$S 1.755 millones, a U$S 43.503 millones. La mitad de la caída se explica por el adelantamiento de dólares físicos a los bancos para que, en caso de que los clientes lo requieran, las sucursales cuenten con billetes disponibles.

Comentarios