«Estaba a 50 metros de la casa, alumbrando todo, lo que a mi madre le causó asombro», dijo Maria San Martín, vecina de la localidad neuquina de Chos Malal.

Según Marisa y lo que informa La Mañana de Neuquén, el OVNI bajó en un campo a unos 30 kilómetros de la localidad. La situación, asegura, se registró el martes a la noche, pero son varios los vecinos que notaron al OVNI desde el lunes.

Marisa jura que no es un dron y tiene pánico.

Comentarios