Las ventas de electrodomésticos sufrieron una caída del 39% interanual en enero, con picos que alcanzaron el 46% en el rubro de la informática.

De acuerdo con el informe de GFK Argentina, en enero la comercialización de notebooks, PC de escritorio y tablets se redujo un 46%; los televisores planos, 41%; pequeños electrodomésticos (licuadoras, microondas), 25%; grandes electrodomésticos (heladeras, lavarropas, cocinas), 26%; y aires acondicionados, calefactores a gas, eléctricos y placas, un 15 por ciento.

Asimismo, fuentes de la industria electrónica, tanto del continente como de Tierra del Fuego, señalaron que se proyecta una agudización de la crisis para 2019, producto del descenso en el consumo por efecto del menor poder adquisitivo y del costo impositivo y tarifario para las empresas.

Sin embargo, como sucede en general en el mercado argentino, en enero los precios de los electrodomésticos igualmente subieron un 32% en promedio, contra el primer mes del 2018, lo cual abre las puertas para una mayor reducción de las ventas mayoristas y minoristas con la consecuente crisis en el empleo.

Los incrementos de precios fueron notorios al analizar el año pasado, pero mayores cuando se mide enero, según marca la consultora DatosClaros que -mediante su solución Price Intelligence- detectó subas de hasta 45% en categorías de electrodomésticos y tecnología del retail local.

Comentarios