Los hechos paranormales no tienen mucha credibilidad. Sin embargo, algunos comienzan a dudarlo después de vivir una experiencia en carne propia. Eso es lo que les pasó a los padres de una beba en Inglaterra.

Hank y Hannah Squiers quedaron estupefactos luego de ver un video en el que un oso de peluche se mueve durante la noche para abrazar a su hija. El hecho se produjo hace un año, pero ahora las imágenes se viralizaron.

La grabación la hicieron con un teléfono celular al observar cómo la nena se entretenía con el juguete, sin imaginar lo que ocurriría con el peluche que se encontraba detrás de ella.

Comentarios