Mientras el alza persistente del tipo de cambio y el sostenimiento del petróleo en u$s74 dificultan predecir por ahora el aumento que tendrán los combustibles en los próximos días, Daniel González, CEO de YPF, intentó ayer bajar las expectativas sobre una fuerte suba. “Vivimos una realidad donde no tenemos la posibilidad de incrementarle el precio al consumidor, de manera tal que resulte una baja en la demanda”, sostuvo en Neuquén durante las jornadas de energía que organizó el diario Río Negro.

González admitió que existe un “pequeño atraso hoy” en el valor de los combustibles, y consideró que “hay que tratar de ir acomodando los precios a la evolución de la economía”, en función de la cotización internacional del barril de crudo y del tipo de cambio.

Afirmó también: “Estamos tratando de acompañar la realidad económica con acomodamientos graduales de precios, esa es la intención”. Recordó además que “lo mismo ocurrió el año pasado y con el tiempo lo fuimos graduando”. Advirtió, sin embargo, que “necesitamos que el crudo en la Argentina se venda al precio internacional, y para eso se deben traspasar a precios” los valores del barril.

En principio, al cierre del dólar del jueves, el tipo de cambio tuvo un avance del 3,9% con respecto al valor de $44,40 que había registrado el 29 de marzo, horas antes de que YPF decidiera el último aumento al público.

El petróleo, en tanto, pasó entre las mismas fechas desde u$s68,39 a u$s74,37 con un aumento del 8,7%, considerando la cotización de la variedad Brent en el mercado de Londres. Aunque todavía falta saber en qué nivel se estabilizará el dólar, los números ya arrojan la posibilidad de un alza del 10% en naftas y gasoil.

La viabilidad de un incremento de esa magnitud depende de razones políticas, de la caída de la demanda y, sobre todo, de la actitud que adopte YPF, que concentra el 60% del mercado.

En sus declaraciones en Neuquén, González también confirmó que por una cuestión de precios, YPF tenderá más hacia la extracción de petróleo que de gas en Vaca Muerta.

“Argentina hoy está pasando por una transición en el gas”, dijo el CEO de YPF. “Cuando el incentivo estaba el gas funcionaba”, indicó en referencia a los límites que fijó el Gobierno a la Resolución 46 en cuanto a acotar el precio estímulo subsidiado por el Estado de u$s7,50 por unidad a la producción prevista en el proyecto original en el caso de Tecpetrol, y a la decisión de no autorizar otros planes bajo esa norma.

“Nosotros creemos que cuando se resuelvan las trabas en los desarrollos de shale gas, las inversiones para producirlos van a volver y para quedarse, pero hoy es más viable pasar a petróleo”, sostuvo González.

También dijo que YPF está “perforando en varias áreas y durante el año vamos a ir viendo los resultados y si son buenos, vamos a acelerar los desarrollos, replicaremos lo que hemos hecho en la cuenca y vamos a expandir nuestras fronteras en Vaca Muerta”.

En su opinión, “la realidad es que de acá a dos años el exceso va a ser tan evidente que no hay ninguna duda de que el petróleo neuquino se va a exportar”. Agregó: “Cuándo no sé, pero este año y los próximos años se van a multiplicar las exportaciones”.

Comentarios